Ángel Sabín

Por lo público

Wert es el problema (I)

Wert sonríe durante la Conferencia General de Política Universitaria

Retos y problemas de un ministro sin rumbo

La carrera del ministro Wert es la de un caballo desbocado, en el doble sentido: el de una caballería insensible a la acción del freno y disparada y, por otro lado, la persona que no se contiene en sus expresiones o, en este caso, propuestas sobre el sistema educativo. Ya no se trata de la actitud y de las manifestaciones de los primeros días como ministro, en las que parecía seguir en su papel de tertuliano, y a las que le animaba su colega González Pons (¿Por qué estará desaparecido?):” En un mes ya ha recuperado un tesoro robado –Odissey- y ha descubierto otra Gioconda”. ¿Se lo creyó? Lo suyo es una persistencia en el desconocimiento del sistema educativo, en la sucesión de errores y en la falta de diálogo.

Primer reto: La educación es una gran tarea. En la comparecencia del ministro en el Congreso el pasado 31 de enero proclamaba: “La educación es uno de los principales  pilares del proyecto de reformas del Partido popular”.  Desde el punto de vista de la gestión, la tarea educativa comprende en este curso, solo en los niveles no universitarios, a 7.928.727 alumnos de enseñanzas de Régimen General y a 819.722 de Régimen Especial; a 496.407 profesores de centros públicos de Régimen General y a 30.882 de centros de Régimen Especial. A esto se han de añadir los millones de familias afectadas, las Comunidades Autónomas que tienen competencias, los centros, las becas y ayudas, los servicios de transporte y comedor, las editoriales. Y todas las enseñanzas universitarias.

Primer problema: Falta de experiencia y equipo. A este ministerio llega Wert, el ministro sorpresa promocionado por la FAES y por PRISA, sin experiencia en la Administración, sin experiencia en educación y sin equipo. Nombrado ministro el 22/12/2011, hasta el 16 de enero no aparecen los nombramientos principales: Secretaría de Estado de Educación, FP y Universidades, Secretaría General de Universidades y Dirección General de Evaluación y Cooperación Territorial. La Dirección General de FP no la nombra hasta el 27 de enero. Un equipo en el que predominan las titulaciones en Derecho y Ciencias Económicas, con tres TAC en los puestos técnicos del ministerio, una Licenciada en Biología (la Secretaria de Estado de Educación con experiencia en investigación y en el Museo de Ciencias Naturales de Madrid) y un Licenciado en Francés, el Director General de Evaluación y Cooperación Territorial). La Directora General de Formación Profesional apenas ha estado mes y medio en el cargo y ha sido sustituida el 16 de marzo por un Licenciado en Pedagogía e Inspector de Educación. El responsable principal de la gestión de la educación en los niveles no universitarios y de las ciudades de Ceuta y Melilla, Javier Gisbert, acaba de ser cesado, y ya fue cesado como Director General de Calidad en la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid tras las últimas elecciones de mayo de 2011. Ahora ha sido sustituido por otro licenciado en Derecho, sin experiencia en educación, aunque director de una escuela de negocios, y que era, en la actualidad, adjunto (¿existe ese puesto en la Administración?) al Viceconsejero de Transportes de la Comunidad de Madrid.

Debe ser comidilla en el café previo al Consejo de Ministros que Wert vaya cambiando tanto a los altos cargos. Es un problema grande para gestionar la educación de la “marca España”, como le gusta al ministro.

Segundo reto: Tener un proyecto. Sin complejos, Wert, para postularse de ministro, dijo:”Hay que  emprender inmediatamente una ambiciosa reforma de nuestro sistema educativo”. Y también: “No es una exageración afirmar que se trata de la reforma (de educación) más importante que la sociedad española debe afrontar”. (Se puede ver en el artículo de este blog “J.I.Wert, ministro de Educación, Cultura y Deporte”). Así, como dice ahora Morago, presidente de Extremadura, “amb dos collons”, y Wert sabe catalán, aunque lo oculta. Y faltaba que llegara Wert para hacerla. Como profesor de Teoría de la Comunicación que ha sido, debe saber de la aportación del estructuralismo a la teoría de los sistemas: elementos y partes interdependientes que constituyen una unidad y en la que la alteración de uno de aquellos repercute en el conjunto. El PP tiene un programa electoral, pero Wert no tiene un proyecto para reformar la educación porque no tiene la concepción del sistema educativo, y los hechos lo prueban.

Segundo problema: Actuaciones inconexas y no estudiadas. En la comparecencia en el Congreso para presentar no el programa electoral sino ya el proyecto general de actuación, planteó cinco temas: estatuto docente, incrementar la autonomía de los centros, cambio en 4º de ESO, una coordinación del bilingüismo y el cambio en Educación para la Ciudadanía. Y eso aderezado con las ideas tópicas y demagógicas de competir, formar verdaderos españoles, los resultados, la excelencia, el problema no es de recursos. ¡Toda una reforma del sistema¡

¿Cuáles son los hechos? Suspender la oferta de empleo público, esto es, las oposiciones, cuando ya estaban convocadas en algunas Comunidades Autónomas. Medida de presión a las Comunidades que siguen con la oferta, cambio de los temarios, claro, en diálogo con los opositores y con las editoriales. Los nuevos temarios, que son los antiguos, ya no responden a los currículos vigentes, pero da lo mismo. ¿Quién fue el responsable? Suprimir Educación para la Ciudadanía se va a quedar ahora en el cambio del currículo, porque para suprimirla o cambiar el nombre hay que cambiar la ley. Cambio de 4º de ESO y hacer el 3+3 de ESO y Bachillerato, pues es complicado ya que salta el sistema por muchos lados: por la titulación, por la escolarización obligatoria, por la FP, por los centros, por la financiación. Hay que hacer otro sistema. Pero esa modificación de 4º ya se había hecho en la Ley de Economía Sostenible. Pues va Wert y aplaza su aplicación porque va a hacer no sé qué, pero, como pronto, para el curso 2013-2014. Hay que impedir la titulación en la ESO con algún suspenso, porque se premia a los vagos y no se fomenta el esfuerzo. Hasta que alguien les dice, ¿qué hacéis? En un curso se va a disparar el porcentaje de los que no titulan y nos vamos a la cola del mundo. ¿Qué hacemos con esos alumnos? La solución unos días después: se va repensar. Ahorrar con el Bachillerato y para eso no se ofertarán dos modalidades de bachillerato en los centros. O sea, que todos los alumnos de 4º de ESO de un centro van a estudiar el mismo bachillerato y si hay algunos que eligen otra modalidad, pues a otro centro. Pero en este segundo pasará lo mismo. Conclusión, al terminar 4º empieza el baile de los alumnos por los centros públicos. Según los datos del MECyD, en el curso 2010-2011 hubo 9.214 alumnos más en Bachillerato y en este curso 14.642 más.¿Quién ha tenido estas ocurrencias?

De las medidas de aumentar las ratios de alumnos en un 20% en Primaria y Secundaria y las horas lectivas del personal docente le ha dicho Esperanza Aguirre al ministro:”Oye, majete, la primera la hice yo nada más llegar a la Presidencia y las subí un 10%; y la segunda la he aplicado este curso sin ley y sin nada. Que vayan al Contencioso, que cuando salga la sentencia yo no estaré”. “Pero, le contesta Wert, -que es un tertuliano de reflejos-, has creado la marea verde y te han hecho nueve huelgas, y manifestaciones…” “Pero la tuya, le responde la Presidenta, va a ser la marea nacional, más que la roja que tanto te gusta. La huelga general de educación del día 22 es tuya y vas a marcar un récord; ningún ministro ha tenido una huelga general en los cuatro primeros meses y tres han sido de cortesía”. Aparte bromas, en estos años se han divido, achicado las aulas en los IES para sacar más espacios para optativas, desdobles, como para las clases de religión y los que tienen otra actividad. Es un retroceso de muchos años y de un cinismo increíble decir que no afecta el número de alumnos por aula a la calidad, sobre todo con estos números. En este curso hay 165.154 alumnos más que en el curso pasado.

Sobre estas medidas es interesante ver el comunicado de FEDADI (Federación de Asociaciones de Directivos de centros educativos públicos),con motivo del congreso celebrado el pasado fin de semana, y la valoración que hacen de las mismas. Los Directores son los responsables directos de la gestión de los centros en toda España.

Anuncios

Navegación en la entrada única

3 pensamientos en “Wert es el problema (I)

  1. ¿Se puede hacer una reforma educativa, sin consenso, sin presupuesto, sin conocimiento del problema (diágnóstico, referencias internacionales, plan de solución, ….) y sin un equipo que implemente el desarrollo?

  2. Pingback: Wert es el problema

  3. Koldo martínez en dijo:

    Al estudiar los CV de nuestros ministros te encuentras con una pobreza curricular notoria y en especial la de ingorantes que dan miedo, Wert, Matos, Montoro, Quindos y la trabajada Báñez. Con estos mimbres queremos cambiar el País, Pánico, Hay que echarlos antes de que hagan mas daño. Rajoy, vete ya.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: