Ángel Sabín

Por lo público

Ignacio González, el sustituto hipotecado

Preparándose para el rescate

Ignacio González es el primo de toda la vida; primo, según fuentes municipales, de Carmen González, funcionaria del Cuerpo Jurídico del Ayuntamiento de Madrid. Tras la moción de censura al alcalde Juan Barranco en 1989, Rodríguez Sahagún pasó a la alcaldía y Esperanza Aguirre a concejal responsable de las áreas de educación, cultura, juventud y deporte, de las que había hecho el seguimiento en la oposición desde 1983. Carmen González pasó a ser la Jefa de Servicio de Educación y allí apareció Ignacio González como técnico de apoyo. Los primos al servicio de Esperanza Aguirre, que los adoptó.  Así empezó la carrera de nuestro liberal y patriota presidente.

Una carrera juntos. Tras las elecciones autonómicas y locales de 1991, Álvarez del Manzano asume la alcaldía; Aguirre es concejala responsable de medio ambiente y también de cultura y educación,  y Carmen González será Directora de Servicios de Educación, Cultura, Juventud y Deporte hasta 1996. Dé él se sabe poco. Pero el salto de los tres se da con la victoria de Aznar en 1996: Hasta 1999, Aguirre, ministra de Educación, Cultura, Juventud y Deporte; Ignacio, Subsecretario; Carmen, Directora General de personal y Servicios. Sale  Aguirre del Ministerio en 1999 y va de Presidenta al Senado; Ignacio de Secretario de Estado de Administraciones Públicas hasta 2002; Carmen, Directora General de Organización Administrativa en el mismo ministerio hasta 2000 y hasta 2003 Directora General de Personal del Ayuntamiento de Madrid, con Álvarez del Manzano. Ignacio, Secretario de Estado de Inmigración hasta 2003. En esta fecha, de nuevo juntos los tres: Aguirre, presidenta de la Comunidad de Matrid, tras el “tamayazo”; Ignacio, Vicepresidente primero y portavoz; Carmen, Viceconsejera de Educación con Luis Peral. En 2007 y 2011, muy tensas las relaciones con Gallardón, Aguirre le coloca, entre otros y como presidenta del partido, a Carmen González en la lista del ayuntamiento y ahí sigue como Concejala-Presidenta de San Blas y reforzada, por lo que pudiera pasar, con el puesto de diputada en la Asamblea de Madrid. Los tres evitando siempre cruzarse con Gallardón.

Sucesor o sustituto. Designarlo sucesor ( el que sucede a uno; continuador de ella) parece que fue la idea de la lideresa, por presidenta de la Comunidad, por presidenta del PP, por ser condesa – aunque consorte-, por sus triunfos arrolladores, por su fama y por su gloria. Pero, legalmente, había que repetir parte del proceso –no el voto de los ciudadanos- y lo que resulta es un sustituto (persona que hace las veces de otra o que suple). Es como uno de esos cambios que hacen Mourinho o Vilanova. No es titular y hay que ganarse el puesto y el entrenador es ahora Rajoy. Este, en su estilo, ha conseguido una gran victoria pero no ha querido hacer más sangre con Ignacio; además así lo tiene más servicial y pelota durante tres años, como ya se vio en la pasada reunión de presidentes, salvo que el rescate se lleve a Rajoy por delante. Como Pedro con Jesús, hay que esperar a que González reniegue tres veces.

Otro liberal como su ex -jefa. No digo como su ex -mentora, que lo puede seguir siendo; otra cosa es la eficacia que va a tener ahora. Estas frases de su discurso de investidura lo resumen. Mi programa no alberga dudas, no hay sorpresas, es claramente liberal y el que los madrileños han elegido”. “Mi fe en la libertad me ha hecho buscar cómo ampliar la de los ciudadanos. No soy de la idea de decir a los ciudadanos lo que tienen que hacer”. Pero ha apoyado a C. Cifuentes, Delegada del Gobierno, en su propuesta de regular las manifestaciones. Vamos a seguir proponiendo la reducción de diputados a la mitad”. El populismo de su jefa. A lo mejor, Cospedal, vecina de veraneo marbellí, le anima y le dice que además de reducir a la mitad, sin sueldo.  “Como presidente de la Comunidad haré todo lo que esté en mi mano en fortalecer la unidad de España”. ¡Toma ya! Populista, pelota, recentralizador y acaba de salir a escena. Y recado para Artur Mas: “Somos la región más solidaria, aportando 2.500 millones por los 718 de Cataluña al Fondo de Garantía. Y somos la que tiene menos deuda pública, y la que más atrae inversiones extranjeras (76,4% del total en los primeros seis meses)”. González dixit.

El nuevo gobierno. Pero ya no le ha funcionado del todo a Aguirre ese control y la prueba está en las dificultades de González para cuadrar el gobierno. Este ha tenido que sacrificar a Regina Plañiol, su mano derecha y a la que se le auguraba un escalón no inferior al de vicepresidenta. Y en esa pugna parece que entraba Lucía Figar, muy marcada por su mala gestión y por ser la creadora de la marea verde y, al parecer, sin gran sintonía con González. Parece que Aguirre valoraba en Figar su punto de chulería en el trato a los profesores y su fervor anti-escuela pública, además del vínculo que le proporcionaba con el sector aznarista-faes. Este punto se ha resuelto con la rebaja de poder de Figar al quitarle empleo – donde hay muchos fondos- y añadirle juventud y deporte – totalmente mermadas-, pero no cultura. Además, en la reestructuración de las Consejerías aprobada el pasado día 5 no se incrementa una nueva viceconsejería para las nuevas funciones. Un último dato de las dificultades de González es el aplazamiento de una semana más para completar el gobierno autonómico en el segundo nivel. Después de modificar el organigrama en el consejo del pasado día 4, tan solo ha habido un nombramiento, el de Secretario General de la Presidencia. En varias consejerías hay mucho nerviosismo y, entre ellas, en la de Educación, Juventud y Deporte.

El déficit y la Consejería de Hacienda. Este es capítulo especial en la formación del gobierno autonómico. Aguirre venía reclamando a Rajoy 992 millones de euros y el día de la reunión se plantó y se lo dijo a la cara, pero no calculó bien que Rajoy la tenía cercada por las tropas de Montoro. El capitán, Beteta, actual Secretario de Estado de Administraciones Públicas, fue Consejero de Hacienda con Gallardón desde 1995 al 2000 y con Aguirre de 2008 a 2011, en que se va de nuevo con Montoro al Ministerio de Hacienda. Y el teniente de esa tropa era Enrique Ossorio, Secretario General de Coordinación Autonómica y Local bajo el mando de Beteta, y autor del cálculo por el que se disminuye esa aportación a Madrid de 992 millones. Por si no quedaba claro, insistía Beteta hace unos días: Ossorio “será capaz de explicárselo muy bien a sus colegas del Gobierno de la Comunidad. Básicamente, porque los cálculos los hizo él”. Otra aclaración: Ossorio había sido, al menos durante ocho años, el segundo en la Consejería de Hacienda, el eterno segundo. Ahora Ignacio González parece que no ha tenido más remedio que colocarlo de Consejero de Hacienda para zurcir el roto que la lideresa no quería reconocer, y para allanar el camino con el gobierno de Rajoy, en el que no tiene muchas simpatías. González ya se ha puesto suave en la investidura; ha pasado de exigir a solicitar respetuosamente:“Solicito la colaboración del Gobierno de la nación, nuestra Comunidad ha sido la más solidaria, y no nos importa. Porque no somos dudosos de nuestra generosidad, estoy seguro de que el Gobierno dará a Madrid los recursos necesarios”. Aguirre insistió en que “debía tratarse de un error”. De no ser así, señaló al ministro de Economía, Cristóbal Montoro, como culpable de los nuevos recortes que tendrán que aplicarse en Madrid, e incluso de que no se cumpliera con el objetivo de déficit del 1,5%. De ahí la respuesta de Montoro por boca de Beteta. Y el tema, zanjado: no hay dinero.

Cuadrar el presupuesto de 2013 y los trucos de Beteta. Con estos mimbres, el nuevo Consejero de Hacienda, Enrique Ossorio  tiene que cuadrar las cuentas de 2013, tarea difícil porque hay facturas en los cajones. Este es un procedimiento que puso en práctica Beteta y conoce muy bien: el cierre del Servicio de Gestión Financiera, o lo que es lo mismo, cerrar la caja y no pagar. Esto se venía haciendo hacia el mes de octubre y así se aplazaban pagos, se reducía la deuda y el déficit. Hemos visto este año cómo las empresas de transporte escolar reclamaban 300 millones de deudas de 2011; cómo tardaban en cobrar las empresas de limpieza de los centros; del presupuesto a los centros de enseñanza se ingresaba en marzo el 70 % del total y se les ingresó solo el 30 %; del 30 % que deberían recibir en septiembre, no hay nada; del 2º pago de 2011 hubo un recorte, no aprobado,  de una media de un 2,80 % y no repuesto; ahora está cerrado ya el Sistema de Gestión Financiera, aunque en parte achacable al cambio de gobierno; el turno de oficio se resquebraja al renunciar ya 410 letrados a las guardias por el retraso en los pagos y por haber rebajado la factura en un 20 %; y lo mismo ocurrió el año pasado. Y esto pasa igual en otras consejerías.

Eurovegas.  Al concretar la operación, Aguirre vio que se le iba de las manos. Ahora le ha dejado el embrollo al sustituto. Rajoy ha aprobado hace un par de semanas una modificación que permite a los ayuntamientos eximir del pago de impuestos durante años a determinadas empresas. Y Aguirre contaba en Alcorcón con su fiel alcalde y servidor, David Pérez, otro colocador de la bandera española. Es de suponer que los vecinos de Alcorcón, los vecinos, no renunciarán, si llega el caso, a esos ingresos para el municipio y menos para beneficiar a los propietarios de los terrenos y al emporio del juego. A lo mejor, cuando el rey dijo lo de “perseguir quimeras” también lo decía -o debía decir- por esto. ¿No nos ha bastado, en Madrid solo, con lo de la Warner? Ese fue uno de los pufos de Gallardón.

El futuro. Así se le presentan las cosas al sustituto. Tiene además sus problemillas personales con el piso de Marbella, con el espionaje en Colombia y en Madrid, con el Gúrtel que aparece y desaparece, y con los damnificados del PP, en su día colegas del gobierno. Veremos si este jueves completa el gobierno de la Comunidad. Mientras, Ossorio, Consejero de Hacienda, ya está a lo suyo, cuadrar las cuentas: si no me dan 992 millones y tengo que reducir 1.500 millones para ajustar el déficit y las facturas sin pagar, ¿qué hago? Preparar el rescate; pero este marrón se lo come González. Hasta ahí podía llegar la lideresa y verán como dice que ella no ha pedido ningún rescate. El sustituto y equipo de Aguirre ya le han hecho a esta el primer agradecimiento, darle la medalla de oro de la Comunidad. Muy poco elegante.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Un pensamiento en “Ignacio González, el sustituto hipotecado

  1. Sin embargo, la elección de un gobierno bipartito de izquierdas no se consumó debido a la deserción desde las filas socialistas de Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez, que pasaron al grupo mixto sin apoyar a ningún candidato. Se destaparon entonces las crisis solapadas de la Federación Socialista Madrileña , y ambos diputados alegaron el incumplimiento de acuerdos previos a las elecciones del Grupo Socialista con Izquierda Unida y las excesivas exigencias (consejerías) que este último grupo pedía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: