Ángel Sabín

Por lo público

Figar, la consejera ultraliberal

Incompetencia técnica

genoveses.blogspot.com

Lucía Figar (1975) es licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales por el centro privado CUNEF. En 1998 entró en el gabinete del expresidente Aznar, de la mano de su amigo y compañero de estudios Alejandro Agag, y ha ido acumulando puestos políticos en la administración desde entonces. En 2004, tras la pérdida de las elecciones por Rajoy, Esperanza Aguirre la “acogió” en su gabinete y en 2005 la nombró Consejera de Inmigración. Aguirre comenzaba su campaña contra Rajoy y se atrajo para el Congreso de Valencia los apoyos de ex -fontaneros de Aznar, Carlos Aragonés y Gabriel Elorriaga – con los que trabajó Figar, además de ser la esposa del primero-. Es consejera de educación de la Comunidad de Madrid desde junio de 2007, puesto al que llega sin ninguna preparación ni experiencia, lo que hará que su consejería sea la más conflictiva, tanto por las decisiones tomadas como por la gestión de las mismas, junto con Sanidad por los problemas creados por el consejero Lamela  (el caso Montes, que fue el caso Lamela, y el comienzo de la privatización de hospitales) y ahora por Fernández-Lasquetty (exsecretario general de la FAES).

 De ideología ultraliberal. No hay referencias a su pensamiento, salvo su conocida participación en el “Meeting de Rímini”, en agosto de 2010, acto organizado por el grupo ultracatólico Comunión y Liberación. De su alocución es la siguiente cita: “El problema también del lugar, del terreno (sic), es un problema grave en España. Era un gran problema y nosotros hemos ofrecido estos lugares gratuitamente a organizaciones religiosas, cooperativas y otras estructuras para que crearan centros sostenidos con fondos públicos pero con gestión privada. Esto indica que en los últimos 6 años hemos abierto 79 centros nuevos de este tipo en la Comunidad de Madrid”. A esto se ha dedicado, a aumentar, reforzar la enseñanza privada. Y sigue ahora con la tarea de reducir, en número y recursos, la enseñanza pública.

Incompetencia técnica.

Con escasos dos meses en el cargo, en septiembre de 2007 originó el primer conflicto al aprobar la “privatización del Colegio Miguel Ángel Blanco”, de El Álamo, y cederlo -con el compromiso del concierto- a una UTE (Unión Temporal de Empresas), sin ninguna experiencia en el campo educativo, acto que fue anulado por el Tribunal Superior de Justicia.(El colegio se estaba construyendo en suelo municipal y con fondos públicos) Figar  volvió a aprobar la “supresión del colegio público” y nuevamente fue anulada la orden por el mismo tribunal, además de tener la primera huelga del 80 % del profesorado del pueblo.

El segundo conflicto fue la eliminación de los Centros de Apoyo al Profesorado, toda la red existente, mediante el Decreto 73/2008, de 3 de julio que crea los CETIF, objetivo perseguido por la viceconsejera Delibes, aunque parece que fue una obsesión de Aguirre ministra de educación, y que encargan al recién nombrado Director General de Calidad, X. Gisbert, luego defenestrado, ascendido al equipo de Wert en el Ministerio y cesado a los tres meses. Todavía está por explicar el desastre causado en las instalaciones de la antigua red, en las bibliotecas que existían, en los recursos.

elcomercio.es

El tercero fue el intento de supresión, por disgregación, de los Equipos de Orientación Educativa y Psicopedagógica (EOEP), cuyas funciones están reguladas por O.M. de 9 de diciembre de 1992  y por la resolución de 28 de Julio de 2005 del director general de centros docentes por la que se establece la estructura y funciones de la orientación educativa y psicopedagógica en educación infantil, primaria y especial en la comunidad de Madrid. El tal director general era Javier Restán (miembro de Comunión y Liberación y actual Director General de Becas y Ayudas a la Educación), y la directora general de infantil y primaria que plantea la supresión era Carmen Pérez-Llorca, actual viceconsejera de Organización Educativa. Ante el dislate de la medida y las presiones dieron marcha atrás.

Un cuarto ejemplo de su incompetencia es el sistema informático de apoyo a los centros (SICE)que, en cinco años de consejera, no consigue que tenga un funcionamiento adecuado a las necesidades. Cedió la gestión del sistema por un contrato millonario, va poniendo y reponiendo carteles del proyecto, pero el sistema deja continuamente a los centros colgados y a los equipos directivos haciendo de administrativos. Pero va entregando, como en un sorteo de feria, algunas pizarras digitales a los centros.

Un quinto grupo de ejemplos de incompetencia es la gestión y organización de los centros públicos. A la política de recortes hay que añadir los problemas que ha creado con sus decisiones: las instrucciones de julio de 2011; las fechas de comienzo del presente curso; el proceso de adjudicación de plazas vacantes de profesores; los retrasos en las convocatorias; el actual conflicto y perjuicio a las trabajadoras y a los centros por el modo y por la cesión de la limpieza de los institutos a la “empresa familiar EULEN”, que no para de causar problemas en los centros y a los directores.

La implantación de  nuevos ciclos de FP (LOE) se ha hecho con la misma ineficacia: sin haberse publicado los currículos, sin la dotación económica necesaria, con el curso comenzado, sin avisar a centros, alumnos y familias; además para aplicar un modelo experimental de un curso de estudio en los centros y otro en las empresas, modelo que está ahora en el borrador de la futura LOMCE. Afecta a los ciclos de grado medio de Mecanizado, Carrocería y Farmacia y se hace con el sustento jurídico de unas instrucciones del viceconsejero de Empleo, Valverde Bocanegra, a lo que parece el responsable de las Instrucciones de julio de 2011.

Las gestiones que no hace. Predican Figar y los neoliberales la eficiencia, pero no son consecuentes y, por tanto, no evalúan la gestión ¿Para cuándo una evaluación del plan de bilingüismo? ¿Para cuándo una evaluación de las pruebas de CDI que no sea el uso interesado de los datos? ¿Para cuándo una información, aunque sea mínima, del “bachillerato de excelencia”? ¿Para cuándo una evaluación del plan de formación permanente del profesorado? ¿Para cuándo una información sobre la Formación Profesional, la oferta de plazas y la demanda, la implantación de nuevos ciclos en los centros públicos? Dicen que hay que evaluar a los alumnos, a los profesores y ¿no los proyectos? No nos dirán estos gestores neoliberales que eso lo evalúan los ciudadanos en las urnas.

¿Por qué esta Comunidad de Madrid tendrá que ir a la cabeza? ¿Por qué?

PD: La sanidad pública no se vende, se defiende.

Anuncios

Navegación en la entrada única

3 pensamientos en “Figar, la consejera ultraliberal

  1. Por supuesto que dirán que a ellos les evalúan los ciudadanos en las urnas!! ¿Cómo van a dar ejemplo de análisis crítico si es precisamente lo que quieren eliminar de la educación pública?

  2. Pingback: Figar, la consejera ultraliberal « PROFESORGEOHISTORIA

  3. Marien Velazquez en dijo:

    Tened al menos un poco de autocrítica. Los padres queremos que nos dejen libertad para elegir el centro educativo para nuestros hijos.
    Un urra para los que entienden lo que digo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: