Ángel Sabín

Por lo público

La LOMCE y los talentos (I)

El determinismo social de Wert

(larioja.com)
Talento y trabajo

No es muy de fiar Wert en su tarea de ministro. Una gran parte de su equipo apenas le ha durado tres meses. Sus modos de relacionarse institucionalmente provocan choques. Los procedimientos crean conflictos ya que o se los quiere saltar o no entrega la documentación a tiempo.Su anteproyecto de  ley (LOMCE) prueba lo anterior. El primer documento lo constituyen apenas dos hojas presentadas al Consejo de Ministros del 29 de junio; el segundo es ya un borrador del 25 de septiembre y el nuevo, del 3 de diciembre, con cambios más que sustanciales, lo entrega pasadas las elecciones de Cataluña. Es como en la parábola de los vinos nuevos y los odres viejos: lo bueno, el petardazo, lo deja para el final. Claro que sin informar  a los consejeros (aunque informe a los suyos) ni  al Consejo Escolar del Estado, que emitió el Dictamen el  30 de octubre (y es preceptivo), así como la Junta de Participación de Consejos Escolares Autonómicos, que aprobó el Informe el día 29 de octubre. Veremos cómo llega el documento a la repetición de la  reunión de Consejeros del próximo día 19.  Ha organizado un buen lío institucional y de fondo; pero “no quería provocar”. Tiene que “repetir” reuniones, equipos, documentos, lo que indica que necesita un “refuerzo”, pero los ha recortado. Ha agotado su itinerario.

Este anteproyecto de ley vamos a analizarlo en diez entregas para poder digerirlo a trozos y en su salsa, o sea, con sus palabras. Ni libro blanco ni verde; ni debates. Dice que no hace una ley nueva (por el exceso de leyes educativas que había criticado el PP), sino una adaptación de la LOE, corrigiendo algunos artículos o puntos de otros, pero es un cambio total, además de dejar una ley inmanejable. Parecería que adaptar algo es una tarea hacia delante, hacia el futuro. Pero parece que  lo hecho es el regreso al pasado.

De la educación para competir a “yo tengo un sueño” (I have a dream, de Martin Luther King)

Ha circulado mucho por las redes un documento que contraponía el inicio del preámbulo de la LOE con el de la LOMCE  y daba bochorno. Le ha debido llegar a Wert y, el muy listillo, ha cambiado el orden de los párrafos, que no altera el producto pero sí explica mejor todavía su filosofía de la educación: el camino está trazado y su ley solo pone el transporte adecuado a cada uno. Determinismo social. Por eso él estudió en el Colegio de El Pilar. Este es el comienzo actual. Sigan y lean:

Los alumnos son el centro y la razón de ser de la educación. El aprendizaje en la escuela debe ir dirigido a formar personas autónomas, criticas, con pensamiento propio. Todos los alumnos tienen un sueño, todas las personas jóvenes tienen talento. Nuestras personas y sus talentos son lo más valioso que tenemos como país.

Para ello, todos y cada uno de los alumnos serán objeto de atención en una búsqueda de desarrollo del talento, que convierta a la educación en el principal instrumento de movilidad social, ayude a superar barreras económicas y sociales y genere aspiraciones y ambiciones realizables para todos.

Todos los estudiantes poseen talento, pero la naturaleza de este talento difiere entre ellos, por lo que el sistema educativo debe contar con los mecanismos necesarios para reconocerlo y potenciarlo. El reconocimiento de esta diversidad entre alumnos en sus habilidades y expectativas es el primer paso de cara al desarrollo de una estructura educativa que contemple diferentes trayectorias. La lógica de la reforma se basa en la evolución hacia un sistema capaz de canalizar a los estudiantes hacia las trayectorias más adecuadas a sus capacidades, de forma que puedan hacer realidad sus aspiraciones y se conviertan en rutas que faciliten la empleabilidad y estimulen el espíritu emprendedor a través de la posibilidad, para los alumnos y sus padres o tutores, de elegir las mejores opciones de desarrollo personal y profesional. Los estudiantes con problemas de rendimiento deben contar con programas específicos de apoyo que mejoren sus posibilidades de continuar en el sistema.

 Detrás de los talentos de las personas están los valores que los vertebran, las actitudes que los impulsan, las competencias que los materializan y los conocimientos que los construyen. El reto de una sociedad democrática es crear las condiciones para todos los alumnos puedan adquirir y expresar sus talentos, en definitiva, el compromiso con una educación de calidad como soporte de la igualdad y la justicia social.

La educación es el motor que promueve el bienestar de un país; el nivel educativo de los ciudadanos determina su capacidad de competir con éxito en el ámbito del panorama internacional y de afrontar los desafíos que se planteen en el futuro. Mejorar el nivel de los ciudadanos en el ámbito educativo supone abrirles las puertas a puestos de trabajo de alta cualificación, lo que representa una apuesta por el crecimiento económico y por un futuro mejor”.

Parábola de los talentos (San Mateo, 40:25:14-30)

La LOMCE utiliza la palabra talento, infrecuente en la literatura pedagógica contemporánea, y nos lleva al recuerdo de la enseñanza bíblica a través de ejemplos, que en este caso nos confirma la intención del anteproyecto de Wert.

(davidcantone.com)

“Porque el reino de los cielos será semejante a un hombre que al emprender un viaje largo, llamó a sus siervos y les entregó sus bienes. A uno dio cinco talentos (*), a otro dos, y a otro, uno. A cada uno dio conforme a su capacidad y se fue lejos.

Inmediatamente, el que había recibido cinco talentos se fue, negoció con ellos y ganó otros cinco talentos. De la misma manera, el que había recibido dos ganó también otros dos. Pero el que había recibido uno fue y cavó en la tierra, y escondió el dinero de su señor.

Después de mucho tiempo, vino el señor de aquellos siervos y arregló cuentas con ellos. Cuando se presentó el que había recibido cinco talentos, trajo otros cinco talentos y dijo: “Señor, me entregaste cinco talentos; he aquí he ganado otros cinco talentos. Su señor le dijo: “Bien, siervo bueno y fiel. Sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré. Entra en el gozo de tu señor.”

Y cuando se presentó el que había recibido dos talentos, dijo: “Señor, me entregaste dos talentos; he aquí que he ganado otros dos talentos. Su señor le dijo: “Bien, siervo bueno y fiel. Sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré. Entra en el gozo de tu señor.”

Pero cuando se presentó el que había recibido un talento, dijo: “Señor, yo te conozco que eres un hombre duro, que cosechas donde no sembraste y recoges donde no esparciste. Y como tuve miedo, fui y escondí tu talento en la tierra. Aquí tienes lo que es tuyo. Su señor respondió y le dijo: “¡Siervo malo y perezoso! ¿Sabías que cosecho donde no sembré y recojo donde no esparcí? Por lo tanto, debías haber entregado mi dinero a los banqueros, y al venir yo, habría recibido lo que es mío con los intereses. Por tanto, quitadle el talento y dadlo al que tiene diez talentos. Porque a todo el que tiene le será dado, y tendrá en abundancia; pero al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado. Al siervo inútil echadlo en las tinieblas de afuera.” Allí habrá llanto y crujir de dientes”.

Corolario (**). Itinerario de los personajes según proyecto LOMCE:

1 talento. Primaria → evaluación externa(***) desfavorable en 3º → evaluación externa nivel bajo en 6º → repetición en 1º ó 2º ESO → Formación Profesional Básica

2 talentos. Primaria → evaluación externa normal en 3º → evaluación externa nivel intermedio en 6º → evaluación final (reválida) de secundaria suspendida → Certificación oficial de años cursados → curso específico o prueba para acceder a FP de Grado Medio.

5 talentos. Primaria → evaluación externa normal en 3º → evaluación externa nivel alto en 6º → evaluación final (reválida) de secundaria aprobada por la opción de enseñanzas académicas o de enseñanzas aplicadas → Título de Graduado en ESO → acceso a Bachillerato o FP de Grado Medio → evaluación final (reválida) de Bachillerato aprobada (suspendida → certificado) → Título de Bachiller → acceso a enseñanzas universitarias, con posibles pruebas fijadas por las universidades. _________________

(*)Talento: moneda imaginaria de los griegos y los romanos. /Fig. Inteligencia, capacidad intelectual.

(**) Corolario: proposición que no necesita prueba particular, sino que se deduce fácilmente de lo demostrado antes.

(***) En el documento usa el eufemismo de “evaluación individualizada”, pero esa es también la evaluación ordinaria. Esta es la evaluación externa; en 4º de ESO y en Bachillerato equivale a la “reválida”.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Un pensamiento en “La LOMCE y los talentos (I)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: