Ángel Sabín

Por lo público

Archivar para el mes “abril, 2013”

Conciertos de FP de Grado Superior (III) Figar “modifica” la orden pero no cede

 

Nueva ilegalidad de Figar

Los concertados que boicotearon la LODE piden ahora que se cumpla

 

(escuelascatolicas.es)Inmaculada Tusset, Presidenta, L.Figar y Casimiro López Llorente, obispo de Segorbe-Castellón, en el XI Congreso de Escuelas Católicas

Figar sorprendía a los centros concertados el pasado 19 de febrero al publicar la Orden 297/2013 sobre la renovación de conciertos y excluir a los Ciclos de Grado Superior de FP. No había informado de este cambio ni a centros ni a patronales ni a sindicatos; tampoco lo hizo en la Asamblea de Madrid y, por supuesto, tampoco presentó ningún informe ni lo explicó a la opinión pública. Así actúa Figar, talento cazado por Aguirre, especialista en despotismo neoliberal.

Pero Figar se ha topado con la iglesia, con la iglesia tradicional. Los centros concertados, la mayoría perteneciente a las Escuelas Católicas o FERE, se sublevaron en 1984 contra la LODE que precisamente los implantó -en sustitución de las subvenciones-, les dio garantías, estabilidad y los situó dentro del servicio público de la educación. Ahora se sublevan  contra esa quita de los conciertos en FP de Grado Superior que les hace Figar, una de los suyos, acompañada por el incombustible Director General de Becas y Enseñanza Privada, Javier Restán, miembro de Comunión y Liberación, los que la llevaron al encuentro de Rímini. Ya indicaba en un artículo anterior que a Figar no le gustan las escuelas católicas ni las cooperativas; a estas tampoco les gusta Figar, a la que se refieren en privado como “esa niña”. Ella está en otro nivel. Leer más…

Figar quita los conciertos a Ciclos de Grado Superior de FP (II) Copago y privatización

Cambia conciertos por subvenciones para privatizar

Otra victoria de las patronales de centros privados

(profesorgeohistoria.wordpress.com)

La política de la Comunidad de Madrid ha sido, en estos últimos años, aumentar los conciertos en FP en detrimento de la ampliación o dotación de los centros públicos. Ambas cosas de manera tan insuficiente, como se aprecia en los datos de escolarización expuestos en el artículo anterior, que ha traído como consecuencia que, en este curso, 17.000 (según CCOO y 7.000 según la Consejería) jóvenes alumnos que aspiraban a estudiar FP sean ahora esa cifra de jóvenes parados más.

Lo que sigue es la explicación de este proceso, siguiendo un camino marcado por la mentora Aguirre a sus dos fieles seguidores, Lasquetty y Figar: el copago y la privatización. Eso es lo que reflejaba la foto de los tres.

Objetivo de las patronales de centros privados: la subvención

Las patronales ACADE (Asociación de centros autónomos de enseñanza) y CONCEE (Confederación de centros educativos, escisión  reciente de la CECE por su deriva hacia el Opus Dei), con su presidente Jesús Núñez y también de la universidad privada Alfonso X el Sabio, representan a ese 10,9 % de alumnos en centros totalmente privados y un 5,5 en educación a distancia en Ciclos de Grado Superior. Aquí se acercan en porcentaje a los centros concertados y se sienten fuertes. Pero también les ha llegado la crisis (véase ese suplemento especial “Colegios” en EL PAÍS del 13 de marzo), quieren coger alumnos y solo se los pueden quitar a los centros concertados. Los ciclos de grado medio no les interesan, como muestran los datos. Tampoco les interesan los conciertos porque les limita las cuotas y suponen un cierto control. Su objetivo es doble: participar de ese presupuesto de 26 millones de euros y, para ello, necesitan reconvertir los conciertos en subvenciones del Estado (estilo empresario Díaz Ferrán) con la posibilidad de cobrar cuotas por la enseñanza, además de por otros conceptos complementarios. Leer más…

Figar quita los conciertos a Ciclos de Grado Superior de FP (I)

Por qué pasa lo que pasa

A Figar no le gustan las escuelas católicas ni las cooperativas para FP

(ppmadrid.es)Aguirre y sus dos brazos: Figar y Lasquetty)

La carrera en Madrid es imparable. Primero bajo la dirección de E. Aguirre y ahora con su sustituto, Lasquetty y Figar se han lanzado a por esos nuevos yacimientos de inversión: la sanidad y la educación. El objetivo es el mismo: privatizar lo público; el procedimiento, también el mismo: no negociar con los agentes sociales y aplicar lo que ya tenían pactado  con los sectores que se van a beneficiar.

Pero Figar va un paso más allá, pues quita el concierto en los Ciclos de FP de Grado Superior a los “centros privados concertados”, centros sostenidos con fondos públicos que contribuyen a “ la prestación del servicio público de la educación” junto con los centros públicos. (Art. 108.4 LOE) Además, pretende que estos centros se privaticen y sigan sus consignas y proyectos. Leer más…

La LOMCE y la participación en los centros públicos (VI)

De la LOECE al proyecto Wert

Los consejos escolares quedan con funciones residuales

 

La inadecuación del sistema educativo español de la década de los sesenta a las demandas de la sociedad, en la que se estaban produciendo cambios tan significativos en el orden económico, social y cultural, fue reconocida, si bien tardíamente, por el sector tecnocrático del régimen franquista en la Ley General de Educación de 1970. Establece esta que “la educación a todos los efectos tendrá la consideración de servicio público fundamental”, pero los planteamientos de participación no tuvieron desarrollo real, salvo en los informes escritos que  empezaron a darse  a los padres.

Las reivindicaciones de profesores, sindicatos y partidos de izquierda habían confluido, entre 1975 y 1976, en varias “alternativas democráticas de la enseñanza”, que, tras las primeras elecciones democráticas de junio de 1977, se concretaron en la Propuesta de Ley de Constitución de Consejos Escolares (PSOE) y en la Propuesta de Estatuto de Centros Docentes (PCE), presentadas en febrero de 1978. En la defensa de esta propuesta, Luis Gómez Llorente concluía: “La democracia en la cual todo lo que se pueda decidir a niveles inferiores no se decida a niveles superiores”. Ambas fueron rechazadas.

El paso siguiente se produce con la LOECE (Ley Orgánica 5/1980, de 19 de junio, que regula el Estatuto de los Centros Escolares), que presentó el democristiano Otero Novas que, como ministro de Presidencia, fue jefe de Wert, también democristiano. Leer más…

Navegador de artículos