Ángel Sabín

Por lo público

Figar cierra el CEIP “ISABEL LA CATÓLICA”, de Colmenar Viejo

Cesión de suelo, concierto, negocio, Arturo Fernández

El alcalde  pide la continuidad del colegio

(weblogs.upyd.es)

La Consejera de Educación de la Comunidad de Madrid ya es experta en esta tarea, pues el curso pasado cerró centros en Alcalá de Henares, Coslada, Móstoles y Aranjuez. Responde a su filosofía, que ahora legaliza y auspicia Wert con la LOMCE, de reducir lo público y aumentar lo privado, pero, eso sí, concertado, sin riesgo. El proceso se repite: cesión de suelo público para centro privado, concesión automática del concierto, no construcción de centro público y, al final, cierre de colegios públicos. Esta historia refleja el desarrollo urbanístico reciente y en ella están presentes los actores varios que intervienen en la educación y que vamos a tratar de  explicar.

El municipio. Colmenar Viejo tenía 5.753 habitantes en 1910, cuando llegó el primer tren desde Chamartín en 1911, de manos de Arturo Soria. Pueblo unido al campamento de instrucción militar, ha pasado de 34.194 habitantes en 2001 a 46.955 en 2013. Esto ha supuesto mucha construcción, muchos inmigrantes, barrios nuevos y suelo dotacional. El pueblo ha perdido su estructura original y ahora está disperso entre las urbanizaciones  antiguas y las más recientes   Esto ha obligado a ir ampliando la red escolar hasta la situación actual: 10 colegios públicos y 3 institutos. Hay también dos centros privados concertados y un seminario de los claretianos (1).

Figar y la nueva política: cesión de suelo

Ya comenzó su mandato de consejera con un grave conflicto en el Álamo, en 2007, al ceder, primero, el centro público Miguel Ángel Blanco a una Unión Temporal de Empresas y, luego, intentar su supresión, decisiones ambas anuladas por el Tribunal Superior de Justicia. Un antecedente del modelo  Lasquetty. Ahora ha mejorado el procedimiento. En barrios nuevos de municipios con gran crecimiento como Colmenar Viejo (Las Tablas, Carabanchel, San Chinarro, Montecarmelo, Ensanche de Vallecas, Alcalá de Henares, Móstoles, Alcorcón, Parla,  Arroyomolinos…), aprovecha el suelo dotacional para presionar a los municipios  para que cedan parcelas para la construcción de centros privados.

Eso es lo que ha pasado en Colmenar Viejo. José Mª de Federico, alcalde del PP de 1995 a 2011,  pone a disposición de la Comunidad de Madrid una parcela  de 33.000m2  que cede, para construir un colegio privado, por 50 años y un canon anual de 7.500€, con carencia de 4 años, a Arturo Fernández, el de la hostelería, el compañero de pupitre y amigo de Esperanza Aguirre. La empresa que gestiona los colegios es “Arturo. Centros educativos”. La parcela está en el barrio nuevo de la estación y el alcalde citado dijo entonces que,” al tratarse de un colegio concertado y, por tanto, gratuito, cualquier familia de Colmenar podría elegirlo para sus hijos. En definitiva, que aquél sería un colegio más de Colmenar”.

Darle el concierto ha sido el paso siguiente por parte de Figar y allí funciona, desde 2008, el colegio Peñalvento.

¿Y el colegio público?

En el mismo barrio hay otra parcela, a disposición de la Comunidad de Madrid, para construir un colegio público, pero Figar dice que no hay presupuesto para inversiones y que si el ayuntamiento hace la obra se dotará el colegio.(En Parla presionó a Tomás Gómez, cuando era alcalde, a ceder una parcela para un centro privado a cambio de construir un nuevo centro público) Y en esas está la situación: Figar retrasa la construcción, aunque hay demanda y aumenten las viviendas; el alcalde dice que no pueden construir debido al endeudamiento y que Montoro, para simplificar, no les autoriza a endeudarse, aunque tiene una economía saneada y sin deudas. Mientras, Peñalvento está solo, sin competencia –que tanto gusta a los neoliberales, aunque lo que de verdad quieren son concesiones de las administraciones- y cobrando buenas cuotas.

Cómo es el “Isabel la Católica”

Tiene una larga historia. Escuela de niñas en los años de la Segunda República y hospital durante la guerra. El Isabel la Católica está en el casco viejo, junto a la basílica gótica de la Asunción de Nuestra Señora. El cambio de la población se ha producido en el último decenio y en la actualidad tiene un 15,6 % de población extranjera. Un pueblo que ha crecido en urbanizaciones y ha mejorado de vivienda para dejar el casco viejo en alquileres a los menos pudientes, españoles y extranjeros.

La escuela pública Isabel la Católica refleja este cambio y por ello ha ido variando su alumnado, que ahora es en un 80% de hijos de inmigrantes, y hay clases con un 100% (2). Es un centro multicultural y eso está en su Proyecto Educativo. Tiene comedor escolar, al que asiste un 50% del alumnado y casi un 85% de estos tienenayuda de precio reducido (263,13 € /año)  por parte de la Comunidad y completadas en bastantes casos por los Servicios Sociales del Ayuntamiento. También tiene el programa de Los primeros del cole. Todos los alumnos participan de las becas de libros, conseguidas con gran esfuerzo. Tienen apoyo con el programa PROA y este curso, por primera vez, no se les ha concedido el Programa de Compensatoria por no tener un porcentaje apropiado  de alumnado gitano. Debido a los recortes, solo tienen parte de los profesores de Compensatoria, Pedagogía Terapéutica y Audición y Lenguaje, compartidos con otros centros.

Estas características determinaron que  fuera considerado centro prioritario, programa de la Comunidad de Madrid puesto en marcha en 2005 por L. Peral, que se apoyaba en los artículos 41.1 y 67.4 de la LOCE y justificaba así: “Por su ubicación, por su historia o por otras causas de origen social, por lo general complejas, algunos centros de nuestra Comunidad se encuentran en circunstancias más difíciles que se traducen, con frecuencia, en situaciones de desventaja educativa de sus alumnos y amenazan el principio de igualdad de oportunidades, entendido éste en un sentido no meramente formal”.

Es una escuela pequeña, de línea 1 y con 107 alumnos. Ya no  dejaron matricular el curso pasado en 3  y 4 años. Los de 4 .y 5 años están juntos (20 alumnos), pero tampoco han podido matricular alumnos nuevos al no tener vacantes en las aulas de Infantil. Familias, alumnos y profesores quieren seguir en esta escuela. Las familias viven en la zona y necesitan muchas cosas y, casi la más importante, este colegio, estos servicios y estos profesores, todos públicos.

¿Por qué quieren cerrar el “Isabel la Católica”?

Es la otra cara de la moneda de Figar: una, la privatización; la otra, no construir centro público y, por si no llega, ajustar los existentes. Para ello, la política de recortes ha venido a darle la excusa. Figar reúne a los Directores territoriales y les asigna la cuota de reducción y cierre de centros públicos. Eso mismo hizo para el reparto de los profesores extranjeros de inglés con contrato irregular. Y estos directores, nombrados por ella, se ponen a ello y en ello están. Es la época previa a la escolarización y la adecuada para planificar los cierres de centros.

Los peones.

El jefe de los peones en el Área Territorial Norte es Enrique Ramos, bien relacionado familiarmente en el PP e incombustible en este cargo pese a que ya es un setentón. Le gusta intervenir en el  nombramiento de los directores y así lo ha hecho en varios colegios de Colmenar Viejo y también con varios de los representantes de estos en la comisión de escolarización, y utilizando para ello a la inspección. Ha cerrado la matrícula en el Isabel la Católica y distribuido los alumnos entre los colegios Ángel León y San Andrés este curso, y el año anterior   en Fuentesanta, alterando la línea y el trabajo de estos centros, que no parece que estén contentos con esta situación, sobre todo los profesores. Y por este procedimiento de cierre de matrícula, los próximos serán los colegios Soledad Sainz y Tirso de Molina, los viejos del pueblo, pequeños, de línea 1.

¿Y los concertados? La manipulación de los datos que hace el director territorial es esconderlos. A los dos centros concertados,  especialmente el Zurbarán,  se les mantienen unidades concertadas con muy pocos alumnos. Y el Peñalvento tiene línea 4 con una ratio de alumnos/aula muy baja y bajando. Pero aquí Enrique Ramos  no se plantea modificar la matrícula o las unidades concertadas.

Los concertados, si hacemos caso a lo que dijo el alcalde, podrían ser una solución, ya que contribuyen, al recibir fondos públicos, a la escolarización y tienen plazas vacantes. Pero, claro, no están en la zona y los alumnos tendrían que desplazarse hasta 2 km y no hay presupuesto para transporte escolar.

Imagen en la web que identifica al colegio Peñalvento

Un segundo problema es que los dos centros tienen ideario y las familias obligación de aceptarlo: el Peñalvento se rige por “principios y valores fundamentales que se corresponden con los de la doctrina cristiana”ydel mismo modo trataremos de conseguir una participación activa de nuestros alumnos, profesores y padres mediante actos y celebraciones de carácter religioso”; el Zurbarán es una “institución seglar” y “se declara confesionalmente católico”. No parece esa la alternativa para un centro multicultural como el Isabel la Católica y tampoco para los colegios más próximos a la zona ( Tirso y Soledad ), cuyas familias no quieren ni oír hablar de estos concertados.

Y hay un tercer problema, las cuotas. La cosa no es como dijo el alcalde. El Colegio Peñalvento cobra de cuota fija 171,70 € (lo llama Servicios y Actividades Complementarias); por comedor, 138 € (en un colegio público son 90 €); por permanencia de mañana o tarde 47 €; por material escolar 21 €; por fotos, 11€. Nunca baja de 308€ y en Infantil todos los meses ronda los 370 €. El Colegio Zurbarán, en infantil de 3 años, cobra 140 € por comedor; Prosercol, SL (la empresa) 180 €; matrícula 100€ y más en dos recibos; libros 100€ y otros pluses de material, fotos con cuantías varias; 300€ en Primaria con comedor, similar al Peñalvento. Según dice un comunicante en la red, “son una máquina de facturar por cualquier concepto”. ¿Y cuántos alumnos extranjeros tienen? Porque todas las leyes (LODE, LOGSE, LOCE, LOE) hablan de una escolarización equilibrada. La LOMCE, artículo 57.1 dice que “las administraciones educativas podrán establecer planes de centros prioritarios para apoyar especialmente a los centros que escolaricen alumnado en situación de desventaja social”.

En cuarto lugar, está el derecho de elección de centro, que también lo tienen las familias del Isabel la Católica, que lo eligieron en su día y no quieren cambiar, y aquellos que los solicitaron y les desviaron hacia otros en contra de su voluntad, separando en varios casos a hermanos.

Si se cierra  su colegio actual, muchas de las familias no podrán o no querrán ir a estos centros por las razones antes expuestas. En cambio, como se resume en  el cartel de la foto, “en la escuela pública cabemos todos”.

Las medidas de Figar y Ramos

Ante esta situación, lo que ha hecho el Director Territorial ha sido cerrar la matrícula, enviar a los alumnos a otros centros públicos, desorganizar estos centros, manejar la comisión de escolarización y, por supuesto, no dar la cara. ¿Y Figar? Ha hecho muchas  cosas: la cesión de suelo, los recortes en el profesorado, en becas de comedor y de libros, declarar “zona única” toda la Comunidad de Madrid para la matriculación, y suprimir lo que supone ser un centro prioritario. Cuando llegó a la Consejería suspendió este programa y desde 2008 es solo una página sin contenido en la web. Hoy solo se mantiene el programa para dar una puntuación a los profesores en los concursos. Esta es la medida más grave, dejar a estos centros sin los recursos necesarios y ahora llevarlos al cierre; medida tomada sin comunicación de la suspensión del programa de mejoras de la calidad elaborado por los centros  a cambio de ayudas y recursos específicos.  

La solución

(colmenarviejo.tomalosbarrios)

El alcalde, Miguel A. Santamaría, hasta ahora el único valedor del centro,  que en todo momento se ha resistido a su cierre, parece haber comprendido la situación, aunque no así la concejala de educación, Inmaculada Viñoles, que no  ha prestado apoyo. Ante las mociones presentadas por los grupos de la oposición en ocasiones anteriores, en el pleno del pasado día 30 de enero, el grupo del PP presentó una y  en ella se aprobó “apoyar la continuidad del centro y sumarnos a las iniciativas del  colegio y emprender junto al CEIP Isabel la Católica una campaña cuyo objetivo sea incrementar el número de matrículas en este centro”.

Falta conocer la decisión de la Consejería, pero la Plataforma en Defensa de la Escuela Pública y el AMPA del colegio siguen alerta y tienen  convocada manifestación y otras actividades en Colmenar Viejo para el próximo día 21 de febrero.

Esta política de supresión de centros no es exclusiva de Colmenar Viejo; se está aplicando en otras zonas de la Comunidad.

Apoyo al Colegio Público ISABEL LA CATÓLICA de Colmenar Viejo: http://www.change.org/es/peticiones/dat-madrid-norte-y-consejer%C3%ADa-de-educaci%C3%B3n-no-al-cierre-del-ceip-isabel-la-catolica?share_id=ExFaIsQFQr&utm_source=share_petition&utm_medium=email&utm_campaign=petition_invitation

1) El seminario claretiano está en la salida del pueblo, en la carretera a Miraflores. Se construyó en los años sesenta en una gran finca cedida por Dª Genoveva, que se reservó su vivienda y una parte de jardín. A ella le iban a cantar los seminaristas todos los años por la fiesta de la Vírgen de agosto. En esa  finca sigue el seminario, pero una  gran parte de la misma fue vendida por los claretianos y la ocupa ahora una urbanización de adosados.

2) Alumnado del CEIP Isabel la Católica

Educación Infantil

IVEL

AULAS

ALUMNOS

EXTRANJEROS

ESPAÑOLES

4

1

9

9/  100%

0/0%

5

 

11

9 /  82%

2 / 18%

Total

1

20

18 / 90%

2 / 10%

Educación Primaria

NIVEL

AULAS

ALUMNOS

EXTRANJEROS

ESPAÑOLES

1

17

14  / 82%

3  / 18%

1

12

9  /  75%

3  / 25%

1

13

10  /77%

3 / 23%

1

16

12  / 75%

4  /25%

1

16

10  / 63%

6  / 37%

1

13

10  / 77%

3  / 23%

TOTAL

6

87

75/  70%

12  / 25%

Anuncios

Navegación en la entrada única

6 pensamientos en “Figar cierra el CEIP “ISABEL LA CATÓLICA”, de Colmenar Viejo

  1. Pingback: “POR LO PUBLICO”, Aquí se habla de educación | Plataforma en Defensa de la Escuela Pública de Colmenar Viejo

  2. Miguel A. Lorenzo en dijo:

    Una entrada realmente buena. Felicidades Ángel. Como se notan tus años de Director del Sanfer y tus buenos contactos en el perfecto conocimiento que tienes de los entresijos de la Administración educativa de la Comunidad.
    ¿Para cuando una entrada para contarnos algo de Belén Aldea?
    Seguro que tienes sustanciosas cosas que contarnos de ella y de sus desmanes en la Dat capital.

  3. maría en dijo:

    Muchos colegios se tienen que cerrar para rentabilizar los recursos en época de crisis, si los alumnos de la localidad están atendidos. ¿Qué problema hay?

    • Miguel Angel en dijo:

      Los alumnos deben y quieren ir al cole de su barrio, donde viven, donde están sus amigos.
      Y si tanto pregonan la libertad de elección de centro, ¿por que no dejan matricular a los padres que han pedido ese colegio, que los hay, mientras saturan el resto de colegios del pueblo? ¿Y porque no les conceden los proyectos que piden cuando a otros centros prácticamente les obligan a solicitarlos, aunque no quieran?

  4. Pingback: Fin del ciclo Figar-Aguirre | PROFESORGEOHISTORIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: