Ángel Sabín

Por lo público

¿Derogar y/o paralizar la LOMCE?

El deseo y la realidad
¿Qué proponen los partidos políticos?

(eldiario.es) Febrero de 2014. Firmantes de la PNL para derogar la LOMCE

Las negociaciones para el pacto de investidura y los documentos puestos sobre las dos mesas han levantado la polémica en las redes sobre el futuro de la LOMCE: derogarla o paralizarla. Al no aparecer la palabra “derogar” en el documento del Acuerdo PSOE-Cs, algunas “mareas verdes” y “Yo estudié en la pública” anticipan que se trata de “un lavado de cara de la ley”. No es fácil la tarea, pero es posible y lo era antes de las elecciones como ahora, salvo que antes era una propuesta y ahora hay que traducirla a un proceso de decisiones reguladas por ley.
Por otra parte, está el antecedente de la proposición no de ley , presentada el 18 de febrero de 2014 por la mayoría de los grupos de la oposición , para instar al gobierno del PP a “derogar la ley (LOMCE) así como a paralizar de forma inmediata su aplicación” y “proceder a un proceso de negociación y diálogo real con las administraciones y la comunidad educativas, los interlocutores sociales y las fuerzas políticas para abordar con el máximo consenso las medidas que se consideren necesarias para la mejora del sistema educativo”. Se instaba al mismo gobierno y partido que había hecho la ley a que la derogara. Era gratis esa propuesta, que se compensaba con el acuerdo de la oposición de esperar a conseguir una nueva mayoría para proceder a su derogación (“anular una norma establecida como ley”, según el tópico del Diccionario). Ya está claro el deseo; ahora es posible hacerlo realidad si hay gobierno, si hay proyecto, si hay mayoría absoluta, si no hay nuevas elecciones, si…
Trámite para derogar una ley orgánica
Los derechos fundamentales y las libertades públicas están recogidos en los artículos 15 al 29 de la Constitución y, es bien sabido, el derecho a la educación se trata en el 27; su desarrollo debe hacerse mediante ley orgánica, según establece el artículo 81 de la Constitución.
La ley orgánica solo la puede promulgar el Estado y, frente a las leyes ordinarias, requiere mayoría absoluta del Congreso para su aprobación y otra ley de igual o superior rango para su modificación o derogación, en todos los casos con una votación final sobre el conjunto del proyecto.
¿Qué se ha hecho con las leyes de educación?
Veamos, como ejemplo, las tres últimas: LOCE (diciembre de 2002, PP), LOE (mayo de 2006, PSOE) y LOMCE (diciembre de 20013, PP)
La LOCE fue aprobada en el segundo mandato de Aznar, con mayoría absoluta, cuando solo quedaban 15 meses para nuevas elecciones (marzo 2004) y conviene recordar que, entre 1996-2000, fueron ministros de educación Aguirre y Rajoy. ¿Recuerdan qué hizo Aguirre? Rajoy hizo las transferencias y ahora Wert, bajo mandato de aquel, ha hecho la recentralización.
En las leyes orgánicas de educación, además de la regulación de las enseñanzas, hay estos otros aspectos, como en la LOCE:
Pese a los escasos meses para la celebración de elecciones (entre julio y marzo) el PP estableció la concertación de la Educación Infantil y requisitos de titulación de la “educación preescolar”, hasta los tres años, considerada como educativo-asistencial; normas de promoción del alumnado; subvención a centros de infantil privados; nombramiento de director y competencias del Consejo Escolar; mínimos exigibles a los centros y decreto de Inspección; aspectos estos que no entraban en el calendario de aplicación.
Paralización de la LOCE. La remisión a un posterior decreto para fijar el calendario de aplicación fue lo que permitió al PSOE, diez meses después, paralizar dicha ley durante dos cursos mediante otro Real Decreto. En este período se produce la discusión pública y fases de tramitación de la nueva ley, LOE, de 3 de mayo de 2006.
La LOE reproduce el mismo sistema anterior y en la Disposición transitoria undécima se remite a posteriores disposiciones de desarrollo, mientras siguen vigentes las anteriores. En la Disposición adicional primera se fija el nuevo calendario de aplicación, aunque remite su concreción a norma posterior (Real Decreto 806/2006, de 30 de junio).
Es reseñable la Disposición derogatoria única, ya que se hace como un barrido de las leyes anteriores y se derogan completamente – antes lo habían sido parcialmente- la LGE, LOGSE, LOPEG, LOCE y la ley 24/1994. Sin embargo, se modifica parcialmente, como en las leyes anteriores, la LODE, de 1985.
¿Qué hizo WERT con la LOE?
Ni la paraliza ni la deroga: la modifica. Lo justifica en recomendaciones de la OCDE y elige como técnica normativa la de “modificación limitada de la LOE”, con un artículo único que dice que “se modifica en los siguientes términos” y siguen 109 apartados y todas las disposiciones complementarias. Este sistema la convierte en un texto difícil de leer y desaparece todo el planteamiento de la LOE.
Vuelve a modificar especialmente la LODE, que no está derogada, para cambiar los criterios de elección, participación y competencias de los consejos escolares. En la Disposición final quinta – que tiene carácter básico (apartado ciento siete)- establece y desarrolla el calendario de aplicación de la LOMCE para evitar que volviera ocurrir lo de la LOCE, su paralización por un Real Decreto. Ahora tendrá que ser por una ley. Ya está en vigor toda la reforma de Primaria, salvo la evaluación-reválida de 6º; 1º y 3º de ESO; 1º de Bachillerato; la Formación Profesional Básica; la modificación en los currículos de los ciclos de Grado Medio de Formación Profesional. En el curso próximo, ya a la vuelta, se completarán los cursos que faltan.
Propuestas de los partidos políticos

(w.noticiasalgeciras) Reunión de los negociadores de PSOE,Podemos,IU,Compromís, En Comú P y Marea

En la foto de los representantes de los grupos políticos que acordaron modificar y derogar la LOMCE no están todos los que son ahora. En este periodo de tiempo que va de diciembre de 2013 hasta hoy se ha ido extendiendo la idea del “pacto por la educación”, aunque se olvida que hubo un intento decido en la época del ministro Gabilondo, que obstruyó el dúo Rajoy-Cospedal después de su victoria en el congreso de Valencia, del que parece que surgieron otros pactos.
En los programas electorales, en la campaña y, especialmente, en este período de negociaciones para formar gobierno se ha centrado el debate en los términos derogar o paralizar la LOMCE. Veamos qué dicen los partidos.
PSOE
”Paralizar de forma inmediata el calendario de aplicación de la Ley de Educación. Constituir una Mesa para alcanzar un Pacto Social y Político por la Educación que, en el plazo de seis meses, permita la elaboración de un nuevo marco legal consensuado”. (Propuesta del 8 de febrero de 2016)
Ciudadanos. En su programa electoral no hace referencia a este tema, aunque engloba sus propuestas bajo el título “Un pacto nacional por la educación”, que no desarrolla.
Pacto PSOE-Cs
“Pacto Educativo. Constituir una Mesa para alcanzar un Pacto Social y Político por la Educación que, en el plazo de seis meses, permita la elaboración de un marco legal consensuado. Mientras tanto, se paralizará con carácter inmediato el calendario de implantación de la LOMCE en todos aquellos aspectos que no han entrado en vigor”.
Podemos, 15 febrero
“Se derogará la LOMCE y se abrirá un amplio debate en la comunidad educativa para formular una nueva Ley de Educación que cuente con la mayor participación y el mayor respaldo posibles”
PSOE a Podemos/Izquierda Unida. Documento tras ruptura conversaciones.
“Para derogar la LOMCE, detener su implantación y aprobar una nueva ley educativa consensuada con la comunidad educativa”
PSOE para En Comú Podem. Nuevo documento
“Para derogar la LOMCE, detener su implantación y aprobar una nueva ley educativa consensuada con la comunidad educativa”.
PSOE para Compromís y Marea
“Constituir una Mesa para alcanzar un Pacto Social y Político por la Educación que, en el plazo de seis meses, permita la elaboración de una nueva ley con la máxima participación y consenso, y paralizar con carácter inmediato el calendario de implantación de la LOMCE”
Izquierda Unida
“Impulsar un proceso constituyente de debate y decisión colectiva, abierto a la participación de toda la Comunidad Educativa, asociaciones, organizaciones, movimientos sociales, instituciones civiles y ciudadanía en general, de cara a establecer los ejes básicos y aspectos prioritarios para una nueva Ley de Educación que sería sometida a referéndum para su ratificación con el fin de que diera estabilidad al sistema educativo a lo largo del tiempo”. (Programa para las elecciones generales 2015).
Conclusión
Después de este recorrido parece que el título debía enunciarse al revés: paralizar y derogar la LOMCE, por más que en la sesión de investidura del 2 de marzo Podemos reprochara al PSOE “no derogar la LOMCE” y que se lo preguntara a las “mareas”. No digamos de algunas manifestaciones que proponen cambiar la ley ya en este curso.
Doce Comunidades Autónomas ya trataron con el nuevo ministro cómo paralizar lo que no entraba en vigor y, a mediados del pasado enero, agentes sociales (CCOOP, STES,FETE-UGT, estudiantes progresistas FAEST y CEAPA) han presentado otra Proposición No de Ley para que se cumpla con el compromiso firmado hace dos años y medio por grupos de la oposición. Hay que recordar que aquellos grupos lo condicionaban a tener mayoría absoluta, necesaria para cambiar una ley orgánica.
La propuesta correcta sería: Paralizar de forma inmediata el calendario de aplicación de la LOMCE, en lo que no esté en vigor. Después, si se quiere una nueva ley, buscar un “pacto educativo”, constituir una mesa de participación, y el gobierno deberá presentar un proyecto de ley –con justificación y memoria- y ser aprobado por mayoría absoluta con una votación del conjunto del texto (no parcialmente), texto en el que se podrá derogar, paralizar o modificar lo que se considere oportuno, aunque manteniendo las garantías de los alumnos que hubieran iniciado un proceso educativo con anterioridad. En esas estamos.
Utilizando el refrán que ayer citó el portavoz del PNV, Aitor Esteban, “aún no ensillamos y ya cabalgando”. Ni el cielo se toma por asalto ni el tiempo cura todos los males.

_________________________

Revista CONVIVES nº 13  “Las familias y las convivencias”

Anuncios

Navegación en la entrada única

2 pensamientos en “¿Derogar y/o paralizar la LOMCE?

  1. Íñigo Barreiro en dijo:

    En todo este proceso de reelaboración del sistema educativo, no conviene olvidar (aparte de ideologías y de manera de entender la educación) que en varias comunidades autónomas – como Galicia, donde vivo y trabajo – la LOMCE ya está totalmente implantada en toda la Primaria y en los cursos impares de ESO Bachillerato.

    Como cualquier ciudadano, tengo mi propia idea de cómo debería estar configurado el sistema educativo y de cómo deberían ser los currículos básicos. Pero, hablando como padre de tres niños que ya están cursando ahora mismo estudios regulados por la LOMCE, y como director de un IES en el que este curso la mitad de los niveles están regulados por la LOE y la otra mitad por la LOMCE, pido res-pon-sa-bi-li-dad a la hora de aplicar los cambios, para que los alumnos afectados no sufran aún más vaivenes en su recorrido académico.

  2. Paco Gutiérrez en dijo:

    La LOMCE no es una ley. A partir de aquí creo que sobran las palabras.
    Derogarla y trabajar en un pacto nacional por la educación, el de Gabilondo podría servir de base, que permita mantener estabilidad en este sector tan delidado de la sociedad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: