Ángel Sabín

Por lo público

Archivo para la etiqueta “LODE”

¿Derogar y/o paralizar la LOMCE?

El deseo y la realidad
¿Qué proponen los partidos políticos?

(eldiario.es) Febrero de 2014. Firmantes de la PNL para derogar la LOMCE

Las negociaciones para el pacto de investidura y los documentos puestos sobre las dos mesas han levantado la polémica en las redes sobre el futuro de la LOMCE: derogarla o paralizarla. Al no aparecer la palabra “derogar” en el documento del Acuerdo PSOE-Cs, algunas “mareas verdes” y “Yo estudié en la pública” anticipan que se trata de “un lavado de cara de la ley”. No es fácil la tarea, pero es posible y lo era antes de las elecciones como ahora, salvo que antes era una propuesta y ahora hay que traducirla a un proceso de decisiones reguladas por ley.
Por otra parte, está el antecedente de la proposición no de ley , presentada el 18 de febrero de 2014 por la mayoría de los grupos de la oposición , para instar al gobierno del PP a “derogar la ley (LOMCE) así como a paralizar de forma inmediata su aplicación” y “proceder a un proceso de negociación y diálogo real con las administraciones y la comunidad educativas, los interlocutores sociales y las fuerzas políticas para abordar con el máximo consenso las medidas que se consideren necesarias para la mejora del sistema educativo”. Se instaba al mismo gobierno y partido que había hecho la ley a que la derogara. Era gratis esa propuesta, que se compensaba con el acuerdo de la oposición de esperar a conseguir una nueva mayoría para proceder a su derogación (“anular una norma establecida como ley”, según el tópico del Diccionario). Ya está claro el deseo; ahora es posible hacerlo realidad si hay gobierno, si hay proyecto, si hay mayoría absoluta, si no hay nuevas elecciones, si… Leer más…

Anuncios

Lo que se pierde con la LOMCE

¿Qué tiene de nuevo?
No habrá ciclo único 6-16 años

(abc.es) Wert, tras la aprobación de la LOMCE en el Congreso

“La transformación del sistema educativo es el resultado de un esfuerzo sostenido y constante de reforma educativa, esfuerzo que solo es posible realizar con la colaboración permanente y respetuosa de todos los actores. De manera especial, será relevante promover una cooperación sincera entre las Administraciones educativas que permita compartir las mejores prácticas del sistema y mejorar la cohesión territorial”.
Sí, la cita es del preámbulo de la LOMCE, del párrafo XV que enlaza con el Artículo único de modificación de la LOE. La premisa es correcta; otra cosa será ver el resultado de esa transformación desde la Ley General de Educación (1970), cuya estructura del sistema educativo ha estado vigente hasta la LOGSE (1990), a la LOMCE. Son, efectivamente, 43 años de esfuerzo sostenido y constante. Veremos qué queda después de la LOMCE.
La noticia fue que el 28 de noviembre de 2013 se aprobó la ley con el único apoyo del PP y 182 votos. El ministro Wert, con el pecho hinchado, citó al Eclesiastés para decir que “hay un tiempo de destruir y un tiempo de construir”. El proceso de tramitación, la marea verde, las críticas de las Comunidades Autónomas y el resultado de la votación se avienen mal con las intenciones del preámbulo.

Leer más…

La LOMCE y la dirección de centros

Desmantela la democracia escolar

Modelo directivo: ser correa de transmisión

laicismo.org-. Aprobación de la LOMCE

 En su concepción de la ley, Wert parte de cuatro puntos que califica como las principales debilidades del sistema: el abandono educativo temprano, el reducido número de alumnos excelentes, la transición de la primera etapa de la ESO a la segunda etapa y el peso relativo de titulados en formación profesional. La solución la encuentra en aplicar “un conjunto de medidas que mejora las condiciones para que todos los alumnos puedan adquirir y expresar sus talentos…” Para ello propone “anticipar la especialización educativa según la orientación previsible de sus estudios por parte de los alumnos, lo que supone reorganizar la arquitectura del sistema educativo a partir de la fase de transición entre la ESO y los estudios post-obligatorios (Bachillerato y Formación Profesional)”.

En estas citas de la Memoria del análisis de impacto de la ley están las claves ideológicas y de aplicación: la concepción determinista que se esconde en el término talento y que se concreta en la especialización educativa.

Leer más…

Wert y su Ley: Cambio de modelo para privatizar (V)

Wert y Figar están por la gestión  privada de la educación

Nuevo negocio: poner un colegio

(público.es)

Desprestigiar lo público, difuminar sus competencias y funciones, desvirtuar los conciertos y, último eslabón, privatizar la educación básica. Esta es la hoja de ruta seguida por Wert, plasmada en la LOMCE. La confrontación de los centros privados religiosos y laicos subvencionados con  el gobierno socialista por la LODE, acabó amainando, se estabilizaron los conciertos y se pudo llegar a la total escolarización en el nivel obligatorio.

Se respetó el ideario o carácter propio de los centros y el funcionamiento de control y participación a través de los consejos escolares así como el pago delegado han sido correctos. Lo que más problemas planteó fue la “admisión de alumnos” (especialmente en algunos centros “bien situados”) por ser entonces  mayor la demanda de plazas, y en el último decenio por la llegada masiva a las aulas de alumnos extranjeros. Pero este tema es el que se ha ido adaptando a la realidad en las sucesivas leyes LOCE y LOE.  En los ochenta, la confrontación tuvo como base razones ideológicas en los centros religiosos y, dada su mayoría en el sector, se solventó cuando la FERE se sumó en su totalidad al sistema de conciertos. Ahora es por dinero, no por la “tradicional vocación de educación de los jóvenes”.

Leer más…

Wert y su Ley: Todo el poder para el titular del centro (IV)

Segundo, desvirtuar los conciertos

Presidente de la CECE: “Esta todavía no es nuestra ley”

(farodevigo.es)

En el artículo anterior se explica el objetivo de Wert  de difuminar y desprestigiar lo público, en este caso la educación, con la finalidad de favorecer la autonomía total de los centros privados concertados, aunque estén financiados con dinero público.

Wert se plantea dos líneas de actuación: una, hacer que los centros privados concertados vuelvan a ser solo privados, sin apellido, y, en consecuencia, que el titular no tenga que responder salvo sobre cuestiones administrativas; otra, interpretar la libertad de creación de centros educativos como si de cualquier empresa se tratara. Ambas posturas son las mismas de antes de la Constitución y que entonces se plasmaron en la LOECE (1980), en el gobierno de UCD. Analicemos la primera.

Leer más…

Wert y su Ley: Dinamita la educación pública (III)

Primero, desprestigiar la escuela pública

“La educación pública ha dejado de contribuir a la promoción social”

 

(noticiasuruguayasblogspot.com)

Esta cita, dicha en su primera comparecencia en el Congreso de los Diputados, refleja a la vez el pensamiento profundo de Wert y su diagnóstico de la educación. Ha tenido que llegar él al ministerio para explicarnos que la escolarización plena, obligatoria y común hasta los 16 años es agua pasada; que no importa que la tasa neta de escolarización universitaria entre 18 y 24 años haya crecido del 23,8 % en el curso 2008-09 al 27,9 en el 2011-12; que no es significativo que en el curso 2012-13 el 87,9 % de los universitarios estudiaban en universidades públicas y el 12,1 en privadas. Lo que sí tendrá que explicar es por qué en el curso 2011-12 había 1.582.714 estudiantes y en el 2012-13 ha bajado a 1.492.391, un 5,71 % menos. Wert no usa ni una cita de datos universitarios en la LOMCE ni en la Memoria del Análisis de Impacto y sí parece que deben estar relacionados. Estos datos no le convienen porque uno de sus objetivos es reducir el número de universitarios y para ello resucita el método selectivo de las reválidas, suprimido en 1970. La otra intención de la frase es desprestigiar lo público, como está ocurriendo con la sanidad, para luego decirnos qué es mejor.  ¿Acaso la enseñanza privada –casi la única que había- durante el franquismo contribuyó a la promoción social?

Leer más…

Conciertos de FP de Grado Superior (III) Figar “modifica” la orden pero no cede

 

Nueva ilegalidad de Figar

Los concertados que boicotearon la LODE piden ahora que se cumpla

 

(escuelascatolicas.es)Inmaculada Tusset, Presidenta, L.Figar y Casimiro López Llorente, obispo de Segorbe-Castellón, en el XI Congreso de Escuelas Católicas

Figar sorprendía a los centros concertados el pasado 19 de febrero al publicar la Orden 297/2013 sobre la renovación de conciertos y excluir a los Ciclos de Grado Superior de FP. No había informado de este cambio ni a centros ni a patronales ni a sindicatos; tampoco lo hizo en la Asamblea de Madrid y, por supuesto, tampoco presentó ningún informe ni lo explicó a la opinión pública. Así actúa Figar, talento cazado por Aguirre, especialista en despotismo neoliberal.

Pero Figar se ha topado con la iglesia, con la iglesia tradicional. Los centros concertados, la mayoría perteneciente a las Escuelas Católicas o FERE, se sublevaron en 1984 contra la LODE que precisamente los implantó -en sustitución de las subvenciones-, les dio garantías, estabilidad y los situó dentro del servicio público de la educación. Ahora se sublevan  contra esa quita de los conciertos en FP de Grado Superior que les hace Figar, una de los suyos, acompañada por el incombustible Director General de Becas y Enseñanza Privada, Javier Restán, miembro de Comunión y Liberación, los que la llevaron al encuentro de Rímini. Ya indicaba en un artículo anterior que a Figar no le gustan las escuelas católicas ni las cooperativas; a estas tampoco les gusta Figar, a la que se refieren en privado como “esa niña”. Ella está en otro nivel. Leer más…

Figar quita los conciertos a Ciclos de Grado Superior de FP (II) Copago y privatización

Cambia conciertos por subvenciones para privatizar

Otra victoria de las patronales de centros privados

(profesorgeohistoria.wordpress.com)

La política de la Comunidad de Madrid ha sido, en estos últimos años, aumentar los conciertos en FP en detrimento de la ampliación o dotación de los centros públicos. Ambas cosas de manera tan insuficiente, como se aprecia en los datos de escolarización expuestos en el artículo anterior, que ha traído como consecuencia que, en este curso, 17.000 (según CCOO y 7.000 según la Consejería) jóvenes alumnos que aspiraban a estudiar FP sean ahora esa cifra de jóvenes parados más.

Lo que sigue es la explicación de este proceso, siguiendo un camino marcado por la mentora Aguirre a sus dos fieles seguidores, Lasquetty y Figar: el copago y la privatización. Eso es lo que reflejaba la foto de los tres.

Objetivo de las patronales de centros privados: la subvención

Las patronales ACADE (Asociación de centros autónomos de enseñanza) y CONCEE (Confederación de centros educativos, escisión  reciente de la CECE por su deriva hacia el Opus Dei), con su presidente Jesús Núñez y también de la universidad privada Alfonso X el Sabio, representan a ese 10,9 % de alumnos en centros totalmente privados y un 5,5 en educación a distancia en Ciclos de Grado Superior. Aquí se acercan en porcentaje a los centros concertados y se sienten fuertes. Pero también les ha llegado la crisis (véase ese suplemento especial “Colegios” en EL PAÍS del 13 de marzo), quieren coger alumnos y solo se los pueden quitar a los centros concertados. Los ciclos de grado medio no les interesan, como muestran los datos. Tampoco les interesan los conciertos porque les limita las cuotas y suponen un cierto control. Su objetivo es doble: participar de ese presupuesto de 26 millones de euros y, para ello, necesitan reconvertir los conciertos en subvenciones del Estado (estilo empresario Díaz Ferrán) con la posibilidad de cobrar cuotas por la enseñanza, además de por otros conceptos complementarios. Leer más…

La LOMCE y la participación en los centros públicos (VI)

De la LOECE al proyecto Wert

Los consejos escolares quedan con funciones residuales

 

La inadecuación del sistema educativo español de la década de los sesenta a las demandas de la sociedad, en la que se estaban produciendo cambios tan significativos en el orden económico, social y cultural, fue reconocida, si bien tardíamente, por el sector tecnocrático del régimen franquista en la Ley General de Educación de 1970. Establece esta que “la educación a todos los efectos tendrá la consideración de servicio público fundamental”, pero los planteamientos de participación no tuvieron desarrollo real, salvo en los informes escritos que  empezaron a darse  a los padres.

Las reivindicaciones de profesores, sindicatos y partidos de izquierda habían confluido, entre 1975 y 1976, en varias “alternativas democráticas de la enseñanza”, que, tras las primeras elecciones democráticas de junio de 1977, se concretaron en la Propuesta de Ley de Constitución de Consejos Escolares (PSOE) y en la Propuesta de Estatuto de Centros Docentes (PCE), presentadas en febrero de 1978. En la defensa de esta propuesta, Luis Gómez Llorente concluía: “La democracia en la cual todo lo que se pueda decidir a niveles inferiores no se decida a niveles superiores”. Ambas fueron rechazadas.

El paso siguiente se produce con la LOECE (Ley Orgánica 5/1980, de 19 de junio, que regula el Estatuto de los Centros Escolares), que presentó el democristiano Otero Novas que, como ministro de Presidencia, fue jefe de Wert, también democristiano. Leer más…

La LOMCE deja las manos libres a los concertados (V)

Vuelta al sistema de los 70

Wert elimina la participación

 

(fundación faes.org)

La participación de la comunidad educativa en los centros privados concertados vuelve a los orígenes e incluso supone un retroceso  respecto de la LOCE, ley impulsada por el PP. Wert, en su filosofía antiparticipativa, no presenta un nuevo proyecto de funcionamiento y organización sino que se limita, en la disposición final tercera, a hacer modificaciones, como en el resto del proyecto de ley, a los artículos 54 a 61 de la LODE.

En la comparecencia del ministro en el Congreso de los Diputados (31/01/2012) ya mostraba su objetivo: que el Estado se encargue de la educación para todos, pero que  deje a la enseñanza privada hacer su vida. Y lo explica así: El segundo pilar, el de la libertad de enseñanza, comprende a su vez, por una parte, el derecho de la iniciativa social a participar mediante la creación y dirección de centros docentes en la tarea educativa, y por otra parte, la libertad de elección del tipo de educación y del centro docente por parte de las familias, una libertad que cada vez es más apreciada por los ciudadanos”. Aquí nos vamos a referir al concepto de dirección de los centros; los otros aspectos están analizados en artículos anteriores. Leer más…

Navegador de artículos