Ángel Sabín

Por lo público

Archivo para la etiqueta “LOGSE”

¿Derogar y/o paralizar la LOMCE?

El deseo y la realidad
¿Qué proponen los partidos políticos?

(eldiario.es) Febrero de 2014. Firmantes de la PNL para derogar la LOMCE

Las negociaciones para el pacto de investidura y los documentos puestos sobre las dos mesas han levantado la polémica en las redes sobre el futuro de la LOMCE: derogarla o paralizarla. Al no aparecer la palabra “derogar” en el documento del Acuerdo PSOE-Cs, algunas “mareas verdes” y “Yo estudié en la pública” anticipan que se trata de “un lavado de cara de la ley”. No es fácil la tarea, pero es posible y lo era antes de las elecciones como ahora, salvo que antes era una propuesta y ahora hay que traducirla a un proceso de decisiones reguladas por ley.
Por otra parte, está el antecedente de la proposición no de ley , presentada el 18 de febrero de 2014 por la mayoría de los grupos de la oposición , para instar al gobierno del PP a “derogar la ley (LOMCE) así como a paralizar de forma inmediata su aplicación” y “proceder a un proceso de negociación y diálogo real con las administraciones y la comunidad educativas, los interlocutores sociales y las fuerzas políticas para abordar con el máximo consenso las medidas que se consideren necesarias para la mejora del sistema educativo”. Se instaba al mismo gobierno y partido que había hecho la ley a que la derogara. Era gratis esa propuesta, que se compensaba con el acuerdo de la oposición de esperar a conseguir una nueva mayoría para proceder a su derogación (“anular una norma establecida como ley”, según el tópico del Diccionario). Ya está claro el deseo; ahora es posible hacerlo realidad si hay gobierno, si hay proyecto, si hay mayoría absoluta, si no hay nuevas elecciones, si… Leer más…

Anuncios

Los principios pedagógicos de la LOMCE

Peligra la educación obligatoria común.
La lógica de esta reforma: encauzar a cada estudiante en su trayectoria.

Rechazo a la LOMCE en la entrega de los premios Fin de Carrera. (elmundo.es)

Detrás de toda ley hay una filosofía y en el ámbito de la educación se manifiesta especialmente por la influencia ideológica y por su repercusión en la organización social. Desde 1857, en que se establece por ley la obligatoriedad escolar, nos hemos movido en una doble realidad: por un lado, la de los sectores dominantes con su educación elitista, llevada a cabo mayoritariamente en centros religiosos; por otro, la mayoría de la población que ha vivido con el incumplimiento sistemático de ese derecho a la educación, que  el Estado tiene la obligación de asumir y que solo se ha hecho efectivo en los últimos cuarenta años.
La LOMCE establece un nuevo modelo educativo que plasma en la organización de las enseñanzas y en unos principios pedagógicos para el logro de sus objetivos. Pero en la LOMCE no se tocan apenas los principios y fines de la educación de la LOE por ese artificio cínico de decir que no hace una nueva ley sino “una modificación limitada en algunos apartados”, tantos que es radicalmente opuesta a aquella.

Leer más…

Lo que se pierde con la LOMCE

¿Qué tiene de nuevo?
No habrá ciclo único 6-16 años

(abc.es) Wert, tras la aprobación de la LOMCE en el Congreso

“La transformación del sistema educativo es el resultado de un esfuerzo sostenido y constante de reforma educativa, esfuerzo que solo es posible realizar con la colaboración permanente y respetuosa de todos los actores. De manera especial, será relevante promover una cooperación sincera entre las Administraciones educativas que permita compartir las mejores prácticas del sistema y mejorar la cohesión territorial”.
Sí, la cita es del preámbulo de la LOMCE, del párrafo XV que enlaza con el Artículo único de modificación de la LOE. La premisa es correcta; otra cosa será ver el resultado de esa transformación desde la Ley General de Educación (1970), cuya estructura del sistema educativo ha estado vigente hasta la LOGSE (1990), a la LOMCE. Son, efectivamente, 43 años de esfuerzo sostenido y constante. Veremos qué queda después de la LOMCE.
La noticia fue que el 28 de noviembre de 2013 se aprobó la ley con el único apoyo del PP y 182 votos. El ministro Wert, con el pecho hinchado, citó al Eclesiastés para decir que “hay un tiempo de destruir y un tiempo de construir”. El proceso de tramitación, la marea verde, las críticas de las Comunidades Autónomas y el resultado de la votación se avienen mal con las intenciones del preámbulo.

Leer más…

La LOMCE y la dirección de centros

Desmantela la democracia escolar

Modelo directivo: ser correa de transmisión

laicismo.org-. Aprobación de la LOMCE

 En su concepción de la ley, Wert parte de cuatro puntos que califica como las principales debilidades del sistema: el abandono educativo temprano, el reducido número de alumnos excelentes, la transición de la primera etapa de la ESO a la segunda etapa y el peso relativo de titulados en formación profesional. La solución la encuentra en aplicar “un conjunto de medidas que mejora las condiciones para que todos los alumnos puedan adquirir y expresar sus talentos…” Para ello propone “anticipar la especialización educativa según la orientación previsible de sus estudios por parte de los alumnos, lo que supone reorganizar la arquitectura del sistema educativo a partir de la fase de transición entre la ESO y los estudios post-obligatorios (Bachillerato y Formación Profesional)”.

En estas citas de la Memoria del análisis de impacto de la ley están las claves ideológicas y de aplicación: la concepción determinista que se esconde en el término talento y que se concreta en la especialización educativa.

Leer más…

LA LOMCE Y LAS ENSEÑANZAS (VII)

Wert estrangula la enseñanza no universitaria

Objetivo: limitar el acceso a la universidad

(mecd.,gob.es) Rueda prensa tras Consejo de Ministros del 17 de mayo

Ya hay proyecto de la LOMCE con la novedad, ocultada, sobre la enseñanza, evaluación y revalorización de la religión católica, la verdadera causa del aplazamiento por una semana de la aprobación por el Consejo de Ministros, en una actuación de Wert y del gobierno como trileros políticos, escondiendo el haba. Esto es lo que, en versión de Rouco, se nos da por añadidura; pero el plato fuerte, la línea roja que no cede, según ha dicho después el ministro, es la de las reválidas, el estrangulamiento entre la secundaria y la postobligatoria para limitar el acceso a la universidad.

Se cita con frecuencia, aunque sin argumentación clara, el excesivo número de leyes de educación en la historia reciente de España. Sin embargo, no es así en lo esencial, en los  cambios del sistema educativo y las enseñanzas que comprende. Dos son las leyes fundamentales que organizan y cambian las enseñanzas: 1970, Ley General de Educación; 1990, LOGSE. Los españoles nacidos a partir de 1964 estudiaron  EGB, BUP y COU; los nacidos desde 1960 ya se incorporaron al BUP. Solo los mayores de 57 años conocieron y sufrieron las reválidas, aunque era un número muy reducido y seleccionado de españoles y reducidísimo de españolas. Pero también es cierto que ha habido otras cinco leyes educativas: LOECE (1980), LODE (1985), LOPEG (1995), LOCE (2002) y LOE (2006) y ahora el proyecto de la LOMCE. Visto en conjunto, la media es de una ley cada cinco años.

Leer más…

Navegador de artículos