Ángel Sabín

Por lo público

Archivo para la etiqueta “Participación”

Fin del ciclo Figar-Aguirre

El derecho a la educación, reducido a mínimos
Figar: “Altanera, destructiva e ignorante”

 Con esos adjetivos definió a Figar la ex directora general de Universidades entre 2003 y 2009, Clara Eugenia Núñez, en el libro “Universidad y Ciencia en España, claves de un fracaso y vías de solución”.
Secretaria general de Asuntos Sociales con el ministro Zaplana en 2003, Consejera de Inmigración de la Comunidad de Madrid entre 2005-2007 y Consejera de Educación desde junio de 2007, ha ejercido el puesto mucho más tiempo que sus antecesores del PP – Villapalos, C. Mayor Oreja y Luis Peral-; sin embargo, ella ha alcanzado un alto grado de rechazo a su gestión, sin duda guiada por su cazatalentos y jefa, E. Aguirre, que se declara no responsable de lo que han hecho sus subordinados.
Figar anunció antes de las elecciones su retirada voluntaria de la política, pero la sombra de los contratos y conciertos con la Púnica, y su relación con el pago con dinero público para mejorar su imagen sin duda deben haber influido. Ya lo dijo en la Audiencia la trabajadora de la empresa Eico, que cobraba por noticias amables para minimizar escándalos políticos: ”Evidentemente, se trabajaba la reputación de Figar, porque era lo que peor estaba”. Clara Eugenia Núñez resalta en su libro la obsesión de Figar por la prensa y por su imagen pública, y los últimos datos – 4 contratos de la Consejería por valor total de 80.000 € con el conseguidor De Pedro- y su imputación así lo confirman. Noticia que llegó cuando en esos días algún diario digital todavía la promocionaba como posible sustituta de Wert. Leer más…

Lo que se pierde con la LOMCE

¿Qué tiene de nuevo?
No habrá ciclo único 6-16 años

(abc.es) Wert, tras la aprobación de la LOMCE en el Congreso

“La transformación del sistema educativo es el resultado de un esfuerzo sostenido y constante de reforma educativa, esfuerzo que solo es posible realizar con la colaboración permanente y respetuosa de todos los actores. De manera especial, será relevante promover una cooperación sincera entre las Administraciones educativas que permita compartir las mejores prácticas del sistema y mejorar la cohesión territorial”.
Sí, la cita es del preámbulo de la LOMCE, del párrafo XV que enlaza con el Artículo único de modificación de la LOE. La premisa es correcta; otra cosa será ver el resultado de esa transformación desde la Ley General de Educación (1970), cuya estructura del sistema educativo ha estado vigente hasta la LOGSE (1990), a la LOMCE. Son, efectivamente, 43 años de esfuerzo sostenido y constante. Veremos qué queda después de la LOMCE.
La noticia fue que el 28 de noviembre de 2013 se aprobó la ley con el único apoyo del PP y 182 votos. El ministro Wert, con el pecho hinchado, citó al Eclesiastés para decir que “hay un tiempo de destruir y un tiempo de construir”. El proceso de tramitación, la marea verde, las críticas de las Comunidades Autónomas y el resultado de la votación se avienen mal con las intenciones del preámbulo.

Leer más…

La LOMCE y la dirección de centros

Desmantela la democracia escolar

Modelo directivo: ser correa de transmisión

laicismo.org-. Aprobación de la LOMCE

 En su concepción de la ley, Wert parte de cuatro puntos que califica como las principales debilidades del sistema: el abandono educativo temprano, el reducido número de alumnos excelentes, la transición de la primera etapa de la ESO a la segunda etapa y el peso relativo de titulados en formación profesional. La solución la encuentra en aplicar “un conjunto de medidas que mejora las condiciones para que todos los alumnos puedan adquirir y expresar sus talentos…” Para ello propone “anticipar la especialización educativa según la orientación previsible de sus estudios por parte de los alumnos, lo que supone reorganizar la arquitectura del sistema educativo a partir de la fase de transición entre la ESO y los estudios post-obligatorios (Bachillerato y Formación Profesional)”.

En estas citas de la Memoria del análisis de impacto de la ley están las claves ideológicas y de aplicación: la concepción determinista que se esconde en el término talento y que se concreta en la especialización educativa.

Leer más…

La LOMCE y la participación en los centros públicos (VI)

De la LOECE al proyecto Wert

Los consejos escolares quedan con funciones residuales

 

La inadecuación del sistema educativo español de la década de los sesenta a las demandas de la sociedad, en la que se estaban produciendo cambios tan significativos en el orden económico, social y cultural, fue reconocida, si bien tardíamente, por el sector tecnocrático del régimen franquista en la Ley General de Educación de 1970. Establece esta que “la educación a todos los efectos tendrá la consideración de servicio público fundamental”, pero los planteamientos de participación no tuvieron desarrollo real, salvo en los informes escritos que  empezaron a darse  a los padres.

Las reivindicaciones de profesores, sindicatos y partidos de izquierda habían confluido, entre 1975 y 1976, en varias “alternativas democráticas de la enseñanza”, que, tras las primeras elecciones democráticas de junio de 1977, se concretaron en la Propuesta de Ley de Constitución de Consejos Escolares (PSOE) y en la Propuesta de Estatuto de Centros Docentes (PCE), presentadas en febrero de 1978. En la defensa de esta propuesta, Luis Gómez Llorente concluía: “La democracia en la cual todo lo que se pueda decidir a niveles inferiores no se decida a niveles superiores”. Ambas fueron rechazadas.

El paso siguiente se produce con la LOECE (Ley Orgánica 5/1980, de 19 de junio, que regula el Estatuto de los Centros Escolares), que presentó el democristiano Otero Novas que, como ministro de Presidencia, fue jefe de Wert, también democristiano. Leer más…

La LOMCE deja las manos libres a los concertados (V)

Vuelta al sistema de los 70

Wert elimina la participación

 

(fundación faes.org)

La participación de la comunidad educativa en los centros privados concertados vuelve a los orígenes e incluso supone un retroceso  respecto de la LOCE, ley impulsada por el PP. Wert, en su filosofía antiparticipativa, no presenta un nuevo proyecto de funcionamiento y organización sino que se limita, en la disposición final tercera, a hacer modificaciones, como en el resto del proyecto de ley, a los artículos 54 a 61 de la LODE.

En la comparecencia del ministro en el Congreso de los Diputados (31/01/2012) ya mostraba su objetivo: que el Estado se encargue de la educación para todos, pero que  deje a la enseñanza privada hacer su vida. Y lo explica así: El segundo pilar, el de la libertad de enseñanza, comprende a su vez, por una parte, el derecho de la iniciativa social a participar mediante la creación y dirección de centros docentes en la tarea educativa, y por otra parte, la libertad de elección del tipo de educación y del centro docente por parte de las familias, una libertad que cada vez es más apreciada por los ciudadanos”. Aquí nos vamos a referir al concepto de dirección de los centros; los otros aspectos están analizados en artículos anteriores. Leer más…

Navegador de artículos