Ángel Sabín

Por lo público

Archivo para la etiqueta “subvenciones”

Wert y su Ley: Dinamita la educación pública (III)

Primero, desprestigiar la escuela pública

“La educación pública ha dejado de contribuir a la promoción social”

 

(noticiasuruguayasblogspot.com)

Esta cita, dicha en su primera comparecencia en el Congreso de los Diputados, refleja a la vez el pensamiento profundo de Wert y su diagnóstico de la educación. Ha tenido que llegar él al ministerio para explicarnos que la escolarización plena, obligatoria y común hasta los 16 años es agua pasada; que no importa que la tasa neta de escolarización universitaria entre 18 y 24 años haya crecido del 23,8 % en el curso 2008-09 al 27,9 en el 2011-12; que no es significativo que en el curso 2012-13 el 87,9 % de los universitarios estudiaban en universidades públicas y el 12,1 en privadas. Lo que sí tendrá que explicar es por qué en el curso 2011-12 había 1.582.714 estudiantes y en el 2012-13 ha bajado a 1.492.391, un 5,71 % menos. Wert no usa ni una cita de datos universitarios en la LOMCE ni en la Memoria del Análisis de Impacto y sí parece que deben estar relacionados. Estos datos no le convienen porque uno de sus objetivos es reducir el número de universitarios y para ello resucita el método selectivo de las reválidas, suprimido en 1970. La otra intención de la frase es desprestigiar lo público, como está ocurriendo con la sanidad, para luego decirnos qué es mejor.  ¿Acaso la enseñanza privada –casi la única que había- durante el franquismo contribuyó a la promoción social?

Leer más…

Anuncios

La LOMCE deja las manos libres a los concertados (V)

Vuelta al sistema de los 70

Wert elimina la participación

 

(fundación faes.org)

La participación de la comunidad educativa en los centros privados concertados vuelve a los orígenes e incluso supone un retroceso  respecto de la LOCE, ley impulsada por el PP. Wert, en su filosofía antiparticipativa, no presenta un nuevo proyecto de funcionamiento y organización sino que se limita, en la disposición final tercera, a hacer modificaciones, como en el resto del proyecto de ley, a los artículos 54 a 61 de la LODE.

En la comparecencia del ministro en el Congreso de los Diputados (31/01/2012) ya mostraba su objetivo: que el Estado se encargue de la educación para todos, pero que  deje a la enseñanza privada hacer su vida. Y lo explica así: El segundo pilar, el de la libertad de enseñanza, comprende a su vez, por una parte, el derecho de la iniciativa social a participar mediante la creación y dirección de centros docentes en la tarea educativa, y por otra parte, la libertad de elección del tipo de educación y del centro docente por parte de las familias, una libertad que cada vez es más apreciada por los ciudadanos”. Aquí nos vamos a referir al concepto de dirección de los centros; los otros aspectos están analizados en artículos anteriores. Leer más…

La LOMCE y los centros concertados (III)

 Wert y “la desviación estatal-asistencialista de los españoles”

Wert: “Porcentajes significativos se muestran abiertos a que la educación sea gestionada privadamente”

J.I. Wert en 1986

En 1978, con la Constitución Española, se inicia un nuevo camino para dar cumplimiento a lo que establece el artículo 27.1: “Todos tienen el derecho a la educación”. Derecho al que no habían tenido muchas generaciones de españoles. Por ejemplo, en 1937 fueron clausurados 33 institutos. El número de centros cerrados no se igualará con nuevas creaciones hasta 1959. En 1971, el 80 % de los centros de enseñanza media eran privados y los alumnos libres de bachillerato  el 33 %. Señalaba Maravall en el discurso de defensa del Proyecto de la LODE que, “en 25 años, entre 1939-1964, los alumnos de preescolar y general básica en centros estatales se mantuvo en 2.500.000. Por otra parte, las subvenciones a los centros privados fueron de 1.385 millones de pesetas en 1973; de 14.612 millones en 1976; y de 70.000 millones en 1982. En estos diez años, mientras que el presupuesto del Ministerio de Educación se multiplicaba por 7, las subvenciones a centros de EGB se multiplicaron por 50, y las destinadas a centros de Formación Profesional privados por 95”. Según el gobierno de la época, en 1970 había en España 524.120 niños sin escolarizar y se necesitaban 14.487 millones de pesetas. La OCDE calculaba que en Formación Profesional faltaban 600.000 puestos. El Estado había descargado su función en la enseñanza privada.

Hemos visto el determinismo social del proyecto de la LOMCE en la filosofía del talento; luego las vallas selectivas o reválidas que van delimitando y acotando los caminos de los alumnos. ¿Qué propone ahora Wert para los centros? ¿Qué propone para hacer efectivo ese derecho de todos a la educación? Leer más…

Navegador de artículos